La Fiebre Q es una enfermedad producida por una bacteria llamada Coxiella burnetii, que se encuentra habitualmente en el ganado bovino, ovino y caprino, aunque también en otro tipo de animales, y que se transmite a las personas, en la mayoria de los casos, mediante diseminación por el aire de las bacterias en el polvo de lugares contaminados por tejidos placentarios y otros subproductos de animales infectados.

 

La mayoría de animales infectados por la Fiebre Q no presentan síntomas porque desarrollan inmunidad, pero son portadores que pueden transmitir la enfermedad a personas que manipulan sus restos o que inhalan polvo contaminado con la bactería.

 

En los últimos días se ha producido un brote de Fiebre Q que ha afectado a varios trabajadores de la Planta de Tratamiento Mecánico Biológico (TMB) en Bilbao que realiza el procesado y separación de las basuras de Bizkaia. La hipótesis más probable del origen de este brote es la recepción y procesado en esta planta de restos de rumiantes (ovinos, caprinos), que han llegado mezclados con el resto de Residuos Sólidos Urbanos. Esto significaría que a través de la red de recogida de basuras se han eliminado animales muertos, fetos o restos de sacrificio domiciliario de ovinos o caprinos.

 

El Decreto 218/2000 del Departamento de Sanidad del Gobierno Vasco establece la obligatoriedad de que el sacrificio de bovinos, ovinos y caprinos se realice en mataderos autorizados. Por tanto, es ilegal el sacrificio domiciliario de estas especies, incluso en el caso de estar destinado al autoconsumo del propietario. Hay importantes razones sanitarias para ello, ya que, además de 'la posibilidad de transmisión de Fiebre Q, el sacrificio domiciliario y consiguiente consumo de estos rumiantes puede implicar el riesgo de contraer otras enfermedades, como salmonelosis, listeriosis, teniasis, cisticercosis, equinococosis, etc. 0, por la vía de una eliminación inadecuada de los restos, provocar la enfermedad de otras personas. Por todo ello, desde la Dirección de Salud Pública y Adicciones del Departamento de Salud del Gobierno Vasco se recuerda a la población la importancía de cumplir la normativa sanitaria. El matadero es la mayor garanlia para la detección y eliminación de animales, vísceras o tejidos contaminados, evitando su propagación a otras personas o ganados.